domingo, 16 de septiembre de 2012

Guía del Juego Fantasma "Por Wulfen"

http://3.bp.blogspot.com/-0A11lrY_ux8/Tt47MkKN8yI/AAAAAAAAByA/S9V0wMrlPSk/s1600/desktop+pic.jpg



Guía del Juego Fantasma

Introducción:
¿Qué es el Juego Fantasma?, le llamo así al jugar con listas de ejército que no despliegan unidades en el campo de batalla (o despliegan sólo lo mínimo requerido) y que éstas entran en juego mediante flanqueo, despliegue rápido, reservas y toda variante de esas reglas. Muchos ejércitos tienen acceso a ese tipo de listas, motivo por el cual este artículo no va dirigido a un códex en particular y por lo que tampoco encontrarán tácticas específicas. De hecho, en este artículo sólo muestro los conceptos generales de este tipo de juego, ordenados en cinco categorías.

Despliegue:
Si el enemigo no conoce tu despliegue, no puede actuar acorde a ello. En cambio, tú si conoces el despliegue rival, por lo que puedes colocar tus tropas de forma más provechosa.
Si el enemigo no conoce tu despliegue, no sabrá por donde atacarás, por lo que dividirá sus fuerzas. Por lo tanto, siempre lucharás en superioridad numérica. Si por el contrario concentra sus fuerzas en un solo lugar, tendrá poco radio de acción. Por lo tanto siempre controlarás el terreno a su alrededor.
Si el enemigo parte primero tendrá que acomodar a sus tropas de acuerdo a tus fuerzas invisibles, deduciendo qué harás a continuación; se impredecible. Así podrás atacar donde, cuando y con quienes más te convenga. Si usa formación abierta, barre sus unidades una a una; si usa formación cerrada, inmovilízala para obligarle a dividirla.
Si partes primero actúa de acorde a su despliegue: si usa formación abierta, barre sus unidades una a una, si usa formación cerrada inmovilízala y oblígalo a dividirla. En todo caso, apoya a tus unidades con refuerzos continuos evitando luchar contra gran cantidad de enemigos.
Si no conoces el despliegue enemigo y partes primero, coloca señuelos protegiendo objetivos y actúa de acorde a las respuestas del enemigo. Si partes segundo observa donde sitúa a sus fuerzas y actúa en consecuencia.

Combate:
Si luchas contra una horda usa el terreno para crear “cuellos de botella” y ataca sus componentes aislados. Si luchas contra pocas pero poderosas unidades aumenta mediante señuelos la distancia entre una y otra y concentra tus fuerzas en una unidad antes de pasar a la siguiente. Si luchas contra tropas más móviles que las tuyas usa el terreno y a tus propias unidades para cortarle los caminos y obligarle a detenerse.
Si lleva muchas aeronaves apresúrate a barrer sus tropas a pie, y escapa de los ángulos de disparo.
Si vas a asaltar es porque puedes disparar; nunca asaltes a menos que tengas la certeza de que vas a ganar.
Si vas a atacar que sea rápido y contundente; si aguantan tu ataque envía refuerzos de manera continua, si no lo aguantan usa a los refuerzos para detener contraataques o empezar a atacar otra zona del enemigo.
Si vas a defender atrinchérate en el terreno y usa “frenos” para evitar que asalten múltiples posiciones de una vez. Orquesta la defensa para que dos unidades puedan socorrer a una si es necesario.

Objetivos:
Mantén siempre presente los objetivos de la misión, pero busca impedir que el rival pueda cumplirlos y cómo evitar que también te lo impida a ti; cumplir los objetivos debe ser tu prioridad sólo si no debes trabar combate lo antes posible. 

Terreno:
Usa el terreno de tres formas al mismo tiempo: defensa (para evitar asaltos y ganar cobertura), ataque (para contra cargar y mejorar la línea de visión) y estrategia (terreno que dificulta el movimiento enemigo, protege tu campo vital y/o contiene un objetivo).Prioriza la ocupación de terrenos que cumplan esas tres funciones sobre otros que sólo cumplan una o dos.
Si el enemigo se oculta en el terreno, ataca por donde no tenga protección alguna. Si no es posible, aléjate de su radio de acción y ataca a sus compañeros desprotegidos o retírate a tus propias posiciones.

Psiquis:
El rival nunca sabrá con certeza dónde desplegarás tus tropas, por lo que tratará de engañarte para que las coloques donde más le conviene a él. Si vez que mueve parte de sus fuerzas fuera de toda protección y sin meta clara, es una trampa.
Usa la dispersión a tu favor eligiendo en vez de un lugar de despliegue un área de despliegue; así sin importar cuanto se dispersen tus fuerzas seguirán estando en un área efectiva.
Analiza los objetivos, el terreno, las fuerzas del oponente y tus propias fuerzas y ordena tus prioridades de acuerdo a eso.
Nunca tengas un plan de batalla fijo, pues las condiciones de batalla serán siempre distintas y permite al enemigo corregir errores y anticiparse. Sé impredecible.

La regla de oro:
Sé como el agua; sin contornos pero con la capacidad de ajustarse a cualquier forma. Sé como el fuego; brutal pero pasajero. Sé como el aire; ligero pero de movimiento constante. Sé como la tierra; inmutable pero sobre quien caminan las fuerzas.

6 comentarios:

  1. Muy interesante. Una entrada asi podria haberse extraido del Arte de la Guerra. :D

    ResponderEliminar
  2. Directa y util. Gracias por compartirla con todos !!!

    ResponderEliminar
  3. Aparte de instructiva, concisa y hasta poética.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que sea útil, la escribí estando inspirado xD

    ResponderEliminar
  5. Tío... eso parece el Arte de la Guerra en muuuuchas partes, con lo que mola más xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...